¿Alguna vez te has preguntado como quemas las calorías?¿En que se te van a lo largo del día?¿Acaso crees que solo quemas calorías cuando haces ejercicio? Pues estas bastante equivocado, en este post echaremos un ojo a todas las formas en las que gastamos calorías.

Te puede venir bien saberlo si te cuesta perder peso y ya lo has probado “todo” o más bien al revés, no consigues ganar masa muscular ya que no logras un superávit calórico, vamos a ello!

En primer lugar dividiremos el gasto energético en dos grupos diferenciados: El metabolismo pasivo o en reposo y el metabolismo activo.

 

METABOLISMO PASIVO

Te estarás preguntando ¿Qué es el metabolismo en reposo? Pues si, es posible que quemes calorías estando quieto, de hecho si no las quemases estarías muerto, y esto se debe principalmente a que el cuerpo por el simple hecho de estar vivo siempre gastará energía, tus pulmones, corazón y órganos vitales estarán activos ya que somos seres vivientes y que tenemos todo tipo de procesos internos funcionando.

Todos estos procesos funcionarán mientras estemos sentados, de pies, corriendo, saltando e incluso durmiendo podremos quemar calorías de esta forma. Esta parte del metabolismo pasivo se conoce como metabolismo basal y existen varias fórmulas para poder calcularlo.

metabolismo pasivo

Dentro de este metabolismo en reposo todavía nos queda un punto más  y se trata de la digestión y asimilación de los alimentos que ingerimos (Thermic Effect of Food). Para realizar todo ese proceso se necesita energía por lo que también quemaremos calorías comiendo y contra más calorías comamos, más quemaremos irónicamente. Aunque la cantidad de calorías de un alimento siempre será mayor que la utilizada para digerirlo, NO EXISTEN LAS CALORÍAS NEGATIVAS ni alimentos que adelgazan (lo leo cada dos por tres). Así que no te pongas a comer como un burro con la excusa de que así quemas más.

Por cierto, destacar que no todos los alimentos producen el mismo efecto térmico, unos quemarán más que otros, si quieres saber más sobre el efecto térmico de los alimentos echa un ojo aquí.

Podríamos decir que de todas estas variables, pocas quedarían a nuestra elección, el metabolismo basal en su mayor parte viene dado por genética aunque se sabe que se puede influir en él en cierta medida de diferentes formas (pincha aquí para saber como) y el efecto térmico de los alimentos vendría dado por nuestra elección del tipo de comida además de nuestra genética en gran parte.

Ya para terminar con el metabolismo pasivo, este es el que más calorías quema con diferencia y principalmente se debe al impacto que tiene el metabolismo basal en nuestro organismo (alrededor del 60%) mientras que el TEF solamente representa el 10% de las calorías gastadas diarias.

 

METABOLISMO ACTIVO

Vamos a pasar a la parte que más podemos manipular, cambiar a nuestro antojo. La energía que gastamos “intencionalmente” por así decirlo, ha estado representado a lo largo de los años por el entrenamiento (ejercicio físico), contra más ejercicio hagas más quemarás ya que es la única variable que afecta la metabolismo activo.

Pues no, hace ya un tiempo comenzaron a manejarse las palabrejas SPA y NEAT para describir de alguna forma todo ese gasto energético producido por nuestra actividad física pero que no es realmente intencionado. Ahora te preguntarás, ¿Cómo que sin ser intencionado?¿Cómo puede ser eso? Podríamos decir que no es el ejercicio físico que queremos realizar intencionalmente como salir a correr sino todos esos movimientos, cambios de posición o posturas que hacemos a lo largo del día y que tiene un impacto energético.

falling-into-low-chair-gif

Más concretamente el SPA es la actividad física que hacemos de forma espontánea como levantarnos de la cama, sentarnos, agacharnos, levantar un objeto, mientras que el NEAT es toda aquella actividad que no esta considerada como ejercicio físico como tal, por ejemplo ir a comprar al supermercado, salir con los amigos, ir al cine (toda actividad cotidiana).

Y por esto el NEAT cobra tanta importancia, ¿Sabías que representa el 15% del gasto caloríco diario en las personas no activas y casi hasta el 40-50% en aquellas que más se mueven? Eso es casi la mitad de las calorías quemadas al día y de ahí la importancia de movernos de un lado a otro y ser activos durante todo el día como diría Sergio Peinado.

En este último punto falla muchiiiiisima gente, van a matarse de tal forma al gimnasio a primeras horas de la mañana que después durante todo el día se quedan sentados o tumbados, traducido esto a nuestra fórmula de gasto energético, han aumentado en cierta medida el efecto térmico del entrenamiento (TEA) pero han tirado por los suelos tanto el NEAT y sobretodo el SPA consiguiendo que al final del día quemen lo mismo que alguien que no va al gimnasio pero lleva un estilo de vida activo.

Trata de moverte lo máximo que puedas durante el día y notarás el cambio frente a estar sentado Clic para tuitear

Y así es como se va la energía de nuestros cuerpos sin darnos cuenta, así que ya sabes antes de sentarte en el metro, tumbarte en casa o descansar en alguna esquina de tu universidad párate a pensar si realmente con eso quemarás más calorías o no.

Un saludo!