“Si lo que quieres es no tener agujetas mañana lo que tienes que hacer es estirar cuando termines de entrenar”, ¿Cuántas veces hemos escuchado eso? ¿Cuántas veces lo hemos hecho y al día siguiente no hemos tenido agujetas?¿Y si nos funcionó, fue realmente por los estiramientos o porque ese día no nos pasamos entrenando? Vamos a ver porque creo que no debes estirar después de entrenar.

 

¿ESTIRAR O NO ESTIRAR?

Y es que no sólo como método para evitar las agujetas se nos ha vendido sino que si no queremos lesionarnos y tener una salud de hierro es algo que debemos hacer después de entrenar cuando no tiene por que ser así. Cuando hablo de estirar me refiero a los típicos estiramientos estáticos en los que mantenemos una posición fija en la que tenemos el músculo tenso y estamos en esa posición unos segundos.

Pero hasta youtube nos lo dice, si buscamos estirar directamente esto es lo que nos recomienda hacer.

estirar tras el entrenamiento

Al margen de la tercera miniatura (en la que por cierto redondea demasiado el lumbar, eso no es estirar! -> Como no estirar los isquiotibiales), el resto de vídeos nos enseñan estiramientos para hacer en el perientreno (tanto antes de entrenar como después). Ahora no viene al caso pero los estiramientos antes de entrenar así como sabemos que incrementarán nuestra flexibilidad a corto plazo (estudio) ya está más que demostrado que no tiene un impacto positivo en deportes de fuerza sobretodo si este estiramiento se produce justo antes de aplicar fuerza. (estudio)

Y yendo más lejos, no siempre más flexibilidad es mejor en deportes de fuerza, un incremento en la flexibilidad se ve asociada a un aumento de la inestabilidad por lo que en muchos ejercicios en los que tengamos que ser compactos esto es un punto que nos contrarrestará derivando mucho más trabajo a los músculos estabilizadores por lo que, ser flexible, si, pero hasta cierto punto.

Pero vamos a lo que nos interesa, los estiramientos justo al terminar el entrenamiento, ¿Tenemos que estirar?¿Es obligatorio? Obviamente no es obligatorio y de hecho ni lo haría y básicamente por una razón principal, después de hacer un entrenamiento de fuerza, las fibras musculares no están en su mejor estado, han sufrido pequeñas microroturas, se está eliminando el ácido láctico sobrante de los músculos y comienzan los procesos de regeneración de tejido.

estirar entrenamiento

 

¿Ves este perro? Él estira pero en una sesión al margen de las pesas, este perro es inteligente, sé como este perro

 

 

Con todo esto en marcha, ¿Crees que lo mejor es estirar volviendo a poner en tensión a toda la musculatura y fibras musculares tras un entreno intenso? Estamos provocando más daño muscular al tejido y es algo que nos afectará a la recuperación porque al final estamos alargando más aún ese proceso. No nos ayudará a reducir las agujetas (estudio), no evitaremos lesiones (estudio) e incluso estaremos mermando nuestro progreso.

Y si estás deseando estirar porque quieres aumentar tu flexibilidad, adelante! Hazlo, pero alejado de la sesión de pesas, una buena idea es hacerlo justo antes de irte a dormir si has entrenado por la mañana o viceversa, de esta forma tus entrenamientos ni tu fuerza se verán afectadas mientras que te beneficias de las ganancias de flexibilidad que conlleva estirar.

Un saludo!