¿Son lesivas las sentadillas profundas?

La sentadilla profunda quizás sea uno de los ejercicios que peor fama tienen, especialmente la sentadilla con barra. Mucha gente elige en su lugar la prensa, culpando a la sentadilla de sus dolores de espalda y rodillas. Otros muchos realizarán sentadillas parciales temiendo que si bajan mucho más de la paralela puedan lesionarse. Está bien evitar las lesiones pero evitar la sentadilla profunda nos privará de una serie de beneficios.

“If you only do partial squats, then you can only receive partial benefits” es una de las frases más conocidas en lo que respecta a las sentadillas, la sentadilla profunda fomenta la activación de los músculos de la cadena posterior, especialmente gluteo y femorales haciendo de este, un ejercicio aún más completo. Además trabaja en gran medida la flexibilidad permitiendo poco a poco mejorar ampliamente la movilidad de la cadera y piernas.

Pero, ¿Cuánto debemos bajar?. Una vez se ha pasado la paralela formada con el suelo, deberemos bajar tanto como nos sea comodo y nos permita nuestra flexibilidad, en cuanto notemos que la parte baja de la espalda comienza a redondearse , es ahí nuestro punto más bajo debido a que si prolongamos esa posición de curvatura, la tensión que se genera a nivel lumbar puede ser peligrosa para nuestra columna.

Realizando una técnica correcta y respetando los límites de nuestra movilidad no tiene porque ser lesiva, de hecho, se ha comprobado que la rótula sufre una mayor comprensión en las sentadillas paralelas cuando se alcanza el final del movimiento excéntrico y menor en la profunda debido a que al terminar el movimiento de esta última nos ayudamos de una mayor cantidad de músculos para la fase positiva del movimiento.

Por todas estas cosas y muchas más la sentadilla profunda, como cualquier otro ejercicio realizado con una técnica correcta no tiene porque suponer un problema para las rodillas de una persona sana que no presente una patología previa en las rodillas.

Leave a Reply